La mayor “fiesta de cumpleaños” en defensa de la educación pública

Por Ana Muñoz y Francisco Javier Huete
  • El Sindicato de Estudiantes fija la participación entre el 90 y el 80%. El Ministerio apunta que no ha llegado al 20%.
  • La manifestación en Madrid ha contado con una asistencia de entre 250.000 y 300.000 personas según los organizadores, los únicos que han aportado datos.
  • Uno de los manifestantes: “la educación no debería ser una herramienta política como es ahora”.

Miles de personas se han manifestado esta tarde en ciudades de toda España para mostrar su desacuerdo con la LOMCE, la llamada “Ley Wert”. Estas marchas han sido el colofón a los tres días de huelga convocados por el Sindicato de Estudiantes a la que se han sumado todos los miembros de la comunidad (profesores, trabajadores y padres) educativa este jueves.

En ese habitual baile de cifras que son los datos de seguimiento de las huelgas, el Sindicato de Estudiantes fija la participación entre el 90 y el 80% de alumnos y profesores respectivamente. En el lado opuesto, el Ministerio de Educación apunta que la participación no ha llegado al 20%; el mismo ministerio que ayer calificó el seguimiento de las huelgas del martes y el miércoles en infantil y primaria como “nulas” cuando esos colectivos no estaban llamados a la huelga hasta el jueves.

Una de las asambleas que tuvo lugar durante el encierro en la Universidad Carlos III de Madrid. Foto: Ana Muñoz

Una de las asambleas que tuvo lugar durante el encierro en la Universidad Carlos III de Madrid. Foto: Ana Muñoz

Además, se han llevado a cabo más actividades, las más populares han sido los encierros en distintas facultades, uno de ellos tuvo lugar el miércoles 23 en el rectorado del Campus de Getafe de la universidad Carlos III de Madrid y contó con la participación de casi 100 personas. Este dato es importante ya que la mayoría de los asistentes coincidan en que este nivel de participación activa era impensable en esta universidad con unos índices de seguimiento de las anteriores huelgas muy bajo, pero que según “Marea Verde UC3M” ha estado cercano al 80% en esta ocasión.

La manifestación de hoy en Madrid, con una asistencia de entre 250.000 y 300.000 personas según los organizadores y sin cifras oficiales por parte del Ministerio, ha estado caracterizada por un ambiente algo distinto al que se ha visto en otras ocasiones. A pesar de la lluvia, había numerosas familias con niños pequeños y, en general, un número similar de jóvenes y personas mayores. Esto es destacable porque en anteriores protestas los más mayores solían quejarse de la falta implicación de los jóvenes en temas sociales.

Los manifestantes mostraban su desacuerdo con la ley educativa por haber sido creada sin tener en cuenta a la comunidad educativa y sin consenso parlamentario, ya que se aprobará con el apoyo único del PP haciendo uso de su mayoría absoluta. También señalan que no serían capaces de decir que punto de la “Ley Wert” les gusta menos ya que están en desacuerdo con la ley entera. Sobre la asistencia algunos estaban eufóricos, pero otros no quieren celebrarlo tan pronto “somos bastantes, pero pocos en comparación con los que deberíamos de ser”.

Una de las pancartas mostradas en la manifestación del 24 de octubre. Foto: Ana Muñoz

Una de las pancartas mostradas en la manifestación del 24 de octubre. Foto: Ana Muñoz

En la manifestación de Madrid nos encontramos a un alumno que nos explica uno de los aspectos más polémicos de la LOMCE: la pérdida de autonomía del centro. Es miembro del consejo escolar de su instituto, la nueva ley quita autoridad a este organismo y somete al instituto a la dirección de área territorial. Para él, este consejo es importante pues se encarga de tener en cuenta los intereses de la comunidad educativa del centro y esta labor es más sencilla desde una posición más cercana al centro como es la del consejo escolar. Además, al preguntarle sobre si cree que estas reivindicaciones serán tenidas en cuenta responde seguro “por supuesto, puede que no por el gobierno, pero sí por los encargados de aplicar esta ley que pueden no ser tan estrictos en algunos aspectos muy extremos (profesores, inspectores,…)”.

En la calle el deseo general es la creación de una ley educativa en la que intervengan profesores, estudiantes y padres, al margen de grupos políticos y que tenga más estabilidad que el color del partido que gobierne en ese momento, “la educación no debería ser una herramienta política como es ahora” apuntan.

“No encuentro motivos para no hacer huelga”.

La reciente aprobación de la LOMCE, la reforma de la educación promovida por el Ministro José Ignacio Wert, el peor valorado de todo el gabinete, según el CIS, ha conseguido unir a toda la comunidad educativa -alumnos, padres y profesores- en su contra. La nueva ley incluye cambios estructurales en el sistema educativo como la mayor importancia de la religión como asignatura, la supresión de la asignatura de educación para la ciudadanía, la introducción de reválidas… Pero todos estos cambios no se han hecho efectivos ya, sino que serán puestos en la práctica a partir del próximo curso. Sin embargo, sí que vemos algunos síntomas de pérdida de calidad en la educación, debido a los recortes llevado ya a cabo por las Comunidades Autónomas.

Silvina es profesora de Filosofía del Derecho en una universidad pública de Madrid. “Los estudiantes y trabajadores de esta universidad estamos viviendo un infierno”, explicaba. Silvina asegura no encontrar motivos para no hacer la huelga” de este 24 de octubre y, además, denuncia que “muchos somos precarios porque tenemos contratos anuales. Esto es como ser un esclavo, porque tu estabilidad en la universidad depende de que alguien te quiera renovar o no el contrato”.

Este es el caso de más de 300 profesores de esta misma universidad, que ya habían dejado de trabajar en ella en septiembre, al principio del curso. Y en las universidades públicas de la Comunidad de Madrid todavía quedan despidos por hacer. De hecho, hemos podido conocer que habrá nuevos despidos en enero, cuando termine el primer cuatrimestre. Muchos de las personas que se verán afectadas por estas medidas no sólo trabajan como profesores en la universidad, sino que también llevan a cabo trabajos de investigación y desarrollan interesantes proyectos.

En el caso de otra universidad pública madrileña, la Universidad Politécnica, 100 profesores han sido despedidos como consecuencia de los recortes en el último curso. Además, en este curso más de 300 de ellos han visto sus funciones reducidas en tres cuartas partes, lo que aumenta el número de profesores afectados hasta llegar a más de 400 personas sólo en esta universidad. Estas cifras se repiten en muchas otras universidades públicas.

Pero este “infierno” también afecta a los alumnos. Lara, representante de los alumnos de la Universidad Carlos III apuntaba que “311 alumnos no han podido pagar las tasas este año”, lo que implica que sólo el aumento de tasas en la Comunidad de Madrid y la reducción de las becas ya ha expulsado del sistema educativo, sólo en esta universidad a más de 300 personas. “Nos están desahuciando de las aulas”, sentencia Lara.

Una pancarta con forma de chorizo gigante recorría la manifestación. Foto: Ana Muñoz

Una pancarta con forma de chorizo gigante recorría la manifestación. Foto: Ana Muñoz

Pero esta situación afecta también a otras universidades de la Comunidad de Madrid y del resto de España. Son más de 100.000 los estudiantes que, en España, no han podido continuar sus estudios universitarios o no los han podido empezar como consecuencia de la subida de tasas, que, como ejemplo, en Madrid ha sido del 20%, y por los recortes relativos a las becas.

Cómo hemos contado, muchos profesores y alumnos se han visto afectados ya, de forma directa, por los recortes en la educación. Sin embargo, sólo podemos hablar de estos datos calculados por los sindicatos porque, ni el Ministerio de Educación ni la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid nos han facilitado datos oficiales de alumnos o profesores afectados.

Para la representante de los alumnos, “la situación ya estaba orquestada” por PP y PSOE antes de que empezase la crisis. Lara cree que “la LOMCE pretende elitizar y segregar a unos niveles muy primarios”. En el mismo sentido, Rafa Páez piensa que el objetivo del modelo que esta ley implantará es “una minoría elitista y una masa que no cuestione” los planteamientos de los gobernantes, aunque se alegra de que gracias a las movilizaciones de la marea verde y la uni en la calle y la polémica generada por la Ley Wert, el debate sobre la educación esté “por primera vez en la calle”.

Con actos como la huelga, las manifestaciones y los diferentes encierros llevados a cabo en las universidades de la Comunidad los organizadores muestran su rechazo a la esta situación y también a la conocida como Ley Wert, que, como dice Rafa Páez, un profesor de historia en un instituto de educación secundaria “vuelve a un sistema de educación franquista”.

Desde un punto de vista más académico, Silvina, resalta que, al ser derechos sociales, “la educación y la sanidad se miden en niveles de eficacia social y no económica”. La profesora de Filosofía del Derecho lamenta también que la pregunta que se tenga que hacer cualquier adolescente ya no sea “¿qué quiero estudiar?”, sino que tenga que tener en cuenta antes cuestiones como si puede permitirse pagar sus estudios.

Rafael Páez también llama la atención sobre la calidad de la educación española. “Si tan mala es nuestra universidad”, se pregunta, “¿porqué en Alemania piden ingenieros españoles?”. Este profesor de historia critica que se de una imagen muy distorsionada de la educación española. Denuncia que siempre se habla de los peores resultados en informes como PISA, pero no se explica que, en este mismo informe “España es el primer país en equidad”.

Un factor que, sin duda, ha contribuido al éxito rotundo de esta convocatoria ha sido la gran difusión que han alcanzado las polémicas frases del ministro. Las perlas de Wert van desde el ya mítico “españolizar a los alumnos catalanes” hasta la más reciente: comparado con México o Chile, “el nivel de discrepancia en España se puede considerar una fiesta de cumpleaños”. En su especial Marea Verde, eldiario.es recopila las 15 mejores.

Relacionado: 

Fotogalería con las imágenes de la manifestación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s