Concentración contra las redadas racistas en el centro de Madrid

  • Las protestas estaban motivadas por las últimas redadas racistas y por la detención de dos jóvenes que intervinieron para evitarlas.
  • “Aunque la policía dice que no existen, es una realidad y, además es ilegal.”

El Centro Social Autogestionado (CSA) Patio Maravillas, convocó una protesta en la céntrica plaza de Callao a la que acudieron varios cientos de personas en torno a las 20 horas del pasado martes 1 de octubre.

“Aunque dicen que no existen”, se lamentaba una de las manifestantes, “las redadas racistas son una realidad”. Oficialmente se niegan estas actuaciones porque serían completamente ilegales, violando derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española. En este sentido, algunos manifestantes explicaban que, además de ser actos ilegales, “detienen a quienes intentan impedirlas”.

La policía vigila la concentración. Foto: Fco Javier Huete

La policía vigila la concentración. Foto: Fco Javier Huete

Este CSA se ha opuesto siempre a las redadas racistas que pretendían denunciar con esta concentración, pero, además hay dos casos concretos que han motivado esta convocatoria, ambos estrechamente relacionados.

Unos días antes, el 26 de septiembre, tuvo lugar en la puerta de este Espacio Polivalente Autogestionado una redada racista en la que varias personas que en ese momento se encontraban en el Patio Maravillas intentaron intervenir para mediar entre los inmigrantes y la policía. Fue entonces cuando, según denuncia el CSA, dos personas que en ningún momento se identificaron como policías proceden a detener a Esther, una de las activistas que trataba de mediar en el conflicto.

Manifestantes protestan contra las redadas racistas en Callao. Foto: Fco Javier Huete

Manifestantes protestan contra las redadas racistas en Callao. Foto: Fco Javier Huete

Esther pasó la noche en prisión y no fue puesta en libertad hasta la tarde del día siguiente. Ese mismo día, tan sólo unos minutos después de la puesta en libertad de Esther, otro grupo de policías de paisanos y que tampoco se identificaron, según el CSA, detuvieron a Lucía, otra de las personas que intentó mediar en la redada del jueves a las puertas del Patio Maravillas. En este caso, Lucía estuvo en prisión hasta la tarde del sábado.

En el comunicado con el que el Patio Maravillas convocaba esta concentración se explicaban también los motivos. Este CSA lo hacía como protesta “ante las redadas racistas, las detenciones arbitrarias e ilegales y la intimidación constante que sufrimos por parte de la policía en la ciudad de Madrid. Queremos denunciar el aumento de la impunidad policial que sufrimos todas las ciudadanas, en aumento en los últimos meses, y que no tiene mayor intención que intimidar y amedrentar a los movimientos sociales de esta ciudad, más activos y desobedientes que nunca.”. Además emplazaban a movilizaciones futuras: “volveremos a vernos en común el próximo sábado 5 de Octubre en Sol, para decirle de una vez adiós a la mafia y hola a la democracia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s