Desahucio evitado en Getafe gracias a la acción de movimientos sociales y vecinos.

  • Se consiguió una prórroga de un mes.
  • Unas 200 personas se congregaron a las puertas del edificio.
  • La entidad ha aceptado negociar con el afectado un posible alquiler social.

El 22 de octubre del año pasado, hace poco menos de un año, un grupo de afectados por las hipotecas emitidas por Bankia se concentró alrededor del edifico de esta entidad situado en la Plaza de Celenque, cerca de la céntrica Puerta del Sol. La acción pasó a ser una acampada que se mantuvo hasta el 7 de febrero, cuando fue desalojada violentamente por la policía.

Foto: Edurne Morillo

Foto: Edurne Morillo

El espíritu de la “Acampada Bankia” se trasladó el pasado 13 de septiembre hasta la calle Andalucía de Getafe, donde uno de los participantes en esta acción iba a ser desahuciado por la entidad que integra, entre otras, a la antigua Caja Madrid.

Foto: Francisco Javier Huete

Foto: Francisco Javier Huete

Varias personas pasaron la noche en la casa, junto con Rafa, el afectado por una hipoteca basura, como posteriormente el propio director de su oficina de Bankia llegaría a admitir. A las 10 de la mañana, hora a la que estaba previsto el desahucio unas 200 personas se encontraban en la puerta del edificio. Tras un aplazamiento de dos horas, pasadas las 12.30 de la mañana la entidad se puso en contacto con el abogado de Rafael para anunciar que concedían una prórroga de un mes.

Tanto el afectado como su abogado agradecieron el apoyo social, gracias al cual se consiguió este aplazamiento. Javier, abogado de Rafael se mostró, además, esperanzado sobre un posible alquiler social ya que, según ha contado a la prensa, la oficina ya pidió la documentación necesaria.

Foto: Edurne Morillo

Foto: Edurne Morillo

Tras la paralización del desahucio el grupo de activistas y vecinos congregados a las puertas del número 30 de la calle Andalucía se desplazaron hasta la oficina de Bankia, donde, gracias a la presión ejercida, se consiguió que el director aceptase negociar con el afectado y su abogado.

Foto: Francisco Javier Huete

Foto: Francisco Javier Huete

El resultado de esta reunión ha sido agridulce, ya que, por una parte, la entidad ha dejado la puerta abierta a negociar un alquiler social de, aproximadamente, el 30% de los ingresos de Rafael, pero, en cambio han explicado al afectado que no saben a qué fondo de inversión internacional (uno de los llamados “fondos buitres”) han vendido su deuda y, por tanto, no la pueden condonar.

Rafael, de origen peruano, divorciado y con dos hijas, ambas en Perú tiene un trabajo por el que cobra 1.200€ al mes, lo que no le permite pagar su letra que ha ascendido hasta los 1.300€ mensuales, aunque en un principio era de 800€. Debido a que tiene trabajo teme que Bankia decida no permitirle finalmente el acceso a un alquiler social

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s