El Sáhara Occidental, la provincia olvidada

La administración de Despieces blog, a raíz de todo el revuelo mediático que ha ocasionado la cuestión tan conveniente para el gobierno de Gibraltar, se ha preguntado por qué esta indignación no alcanza a una zona tan complicada y olvidada como la del Sáhara Occidental, y de cualquier forma, más reciente.

La respuesta resulta sencilla y no hay que ser un experto en crisis del Magreb para percatarse de la estrecha unión (y a la vez pánico) que siente España por Marruecos y todo lo que el país ostente -o pretenda poseer-. Sólo hay que mirar atrás un mes para corroborar la relación económico-laboral que el rey Juan Carlos I, junto con muchos ministros, se encaminó a defender allí, como expone este artículo de ABC en tono efusivo. Desde la instauración de la democracia en España, las cordiales relaciones con Marruecos se han mantenido, sobre todo e irónicamente, más en los sectores políticos liberales que en los conservadores.

Para comprender mejor la situación, hay que remontarse como mínimo primero a 1958, fecha en la que el Sáhara Occidental se convierte en provincia española y después a 1974, cuando el gobierno decide concederle más autonomía a la región debido a la ola de rebeliones nacionalistas que se produjeron. Con la promesa de una autodeterminación y con el acuerdo de la ONU, la crisis se logra sostener en 1975, pero por poco tiempo debido a la Marcha Verde. El rey de Marruecos aprovecha audazmente la agonía de Franco (el dictador había defendido públicamente los intereses de los saharauis) y la inestabilidad política del país, para ordenar una “invasión pacífica” a manos de 300.000 civiles marroquíes desarmados, de lo que él consideraba “territorio del Gran Marruecos”.

Ante la entrada masiva de civiles, el ejército español aguardaba órdenes para actuar. Órdenes convenidas y financiadas desde mucho más arriba, fruto de la guerra fría entre bloques -Francia y EE.UU. contra Rusia-. Parecía no caber duda de un enfrentamiento inminente entre españoles asentados, saharauis y marroquíes. Sin embargo, en España, Juan Carlos I firmaba cuatro días antes de la muerte de Franco una promesa de abandono del territorio que incluía política compartida con Mauritania y Marruecos de la Administración del Sáhara.  La oposición de Argelia y el Frente Polisario Saharaui se saldó con una guerra civil entre los que permanecían en territorio ocupado y una retirada al desierto de Argelia de las familias a campos de refugiados. “A día de hoy, el Sáhara Occidental es, según Naciones Unidas, el último territorio de África por descolonizar. Y el Estado español mantiene en él claras responsabilidades legales”. (El País, 2009).

Una animación del historietista Aleix Saló explica en el documental Hijos de las nubes el conflicto de forma más comprensible:

DSCF5401

DSCF5389“Haimas” y casas de adobe en los campos de refugiados de Tinduf

En 2003, Informe Semanal realizó un gran trabajo documental con imágenes impresionantes sobre la Marcha Verde en territorio Saharaui.

 

En la actualidad

Desde entonces, el Sáhara ha sobrevivido no sólo gracias a las ayudas que provienen de Argelia y las organizaciones pro derechos humanos españolas, sino por su determinación de formar y mantener su propio ejército (Frente Polisario) y una organización político-administrativa de su territorio (RASD) que funciona como una especie de “nación sin estado”, reconocida por 81 países del mundo, en su mayoría africanos y latinoamericanos. Acorde con una lista de países publicada por CEAS (Coordinadora Estatal de Asociaciones de Solidaridad con el Sáhara), España no se encuentra entre ellos.

Para desarrollar una comparación más conocida, la situación de la región saharaui se asemeja enormemente a la palestina: no se les permite disponer de su propio territorio, de lo contrario sufren vulneraciones sistemáticas a manos de policía y población marroquí y han tenido que exiliarse a otras regiones para subsistir. Vulneraciones que se demuestran en numerosos reportajes periodísticos, como este en Periodismo Humano“Marruecos endurece la represión contra la población saharaui en los territorios ocupados” o en el realizado por RNE El oasis de la memoriaLos propios saharauis sienten una estrecha unión con el pueblo palestino y aunque las viejas generaciones de saharauis velaban por llevar a cabo una solución pacífica del conflicto, los jóvenes se desesperan enormemente y consideran que sólo derramando sangre, como en Palestina, se oirán sus requerimientos. (Este cambio en la percepción de la juventud saharaui se puede comprobar en la entrevista que realizaron en el documental Hijos de las Nubes al presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz).

DSCF5429Colegio en la wilaya de Auserd (Tinduf)

No obstante, hay que destacar que en España existen numerosas organizaciones sin ánimo de lucro, que, conscientes de su responsabilidad moral con el pueblo saharaui, elaboran planes de sensibilización, ayudas alimentarias y de bienes básicos, viajes de conocimiento global del conflicto, vacaciones de los niños saharauis… La principal en España se denomina “CEAS-Sáhara” encargada de “coordinar a más de 200 asociaciones que cooperan con el Pueblo Saharaui en la búsqueda de la Paz y su justo derecho a la autodeterminación que promueve la ONU y la UA, en especial apoyando a los refugiados saharauis de los campamentos de Tinduf”.

Desde Despieces se ha preguntado a la propia asociación: “La tarea de CEAS, además de coordinar a las federaciones autonómicas del estado español, es hacer de interlocutor para presionar y exigir responsabilidades políticas y legales. En el campo de la sensibilización, destaca nuestro proyecto cine por el pueblo saharaui, con el Fisahara y la Escuela de Cine del Sáhara”. Por otro lado, también se han compartido las dudas acerca del futuro actual del territorio y la respuesta ha sido contundente: “Pensar que han resistido en pie, teniendo en cuenta que todo occidente está del lado de Marruecos, ya es un milagro. Tenemos muchas esperanzas puestas en el discurso de los derechos humanos, que está generando cada vez más atención por parte de la ONU. La autodeterminación, desde ese punto de vista, cada vez está más cerca”.

Un aspecto fundamental, a su vez, se relacionaba con la ayuda oficial, se les ha preguntado qué tipo existía y si había aumentado o disminuido: “La ayuda oficial que presta España puede ser estatal, a través de la AECID, o descentralizada, a través de las diferentes comunidades autónomas, ayuntamientos, etc. Todas han descendido, y sobre todo nos ha afectado el recorte del 70% en el presupuesto de la AECID. El secuestro de cooperantes ha servido para mejorar muchos aspectos de la seguridad en los campamentos, pero ha también ha mermado la presencia de extranjeros, y de algunos proyectos”.

Para terminar, conviene destacar varias redes sociales y agrupaciones comprometidas con el conflicto y que merecen un espacio final en este artículo. “Poemario por un Sáhara Libre” se trata de un blog actualizado con noticias del Sáhara Occidental, al igual que la página de Facebook “No te olvides del Sáhara Occidental”. Este es sólo un estracto de todo el espacio que ocupa el territorio en la vida de los españoles. Una vez que visitas los campos, ya estás por siempre atado a su gente y a su lucha.

 

Fotografías: Isabel González Ramos, Tinduf abril 2009.

Agradecimientos: Asociación CEAS- Sáhara Por la descolonización y la independencia del Sáhara.

 

Anuncios

Un pensamiento en “El Sáhara Occidental, la provincia olvidada

  1. Pingback: El Sáhara Occidental, la provincia olvidada | Filosofeando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s